Madox Viajes

Viajes exclusivos a medida por todos los Continentes.

    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando la llave.

    Parte superior
    Alt de imagen

    Madox Viajes

    QUE VER EN SINGAPUR

    Qué ver en Singapur en 3 días

    Singapur, la ciudad de las prohibiciones que, con menos de 50 años de antigüedad, se ha abierto paso entre los viajeros para situarse entre las 10 ciudades más visitadas del mundo.

    Esta ciudad se encuentra en el sudeste asiático, entre Malasia e Indonesia y es la única ciudad del mundo que a la vez es una isla y un país.  Singapur es una ciudad de contrastes, y esto es posible verlo tanto en su gente como en su arquitectura, ya que tiene una de la mayor diversidad religiosa del mundo entre su población, contando con budistas, musulmanes, taoístas y cristianos que se mezclan y conviven en armonía. Poder ver algunos de los edificios más modernos del mundo como el Marina Bay Sands junto con barrios antiguos como Little India o Chinatown es algo que hace de Singapur una ciudad muy completa en la que descubrir diferentes perspectivas y realidades.  

    Singapur es una ciudad que se puede disfrutar en cualquier momento del año, pero dada su situación geográfica, lo mejor para aprovechar el viaje es hacerle una visita en una escala de 3 o 4 días antes de visitar algún otro país del sudeste asiático o incluso de camino a Oceanía.

     

    DÍA 1: Llegada a Singapur

    Lo más probable es que lleguemos a Singapur por aire concretamente al Aeropuerto Internacional de Singapur, uno de los mejores del mundo; aunque también es posible llegar a la ciudad por mar o por carretera cruzando la frontera con Malasia.

    El aeropuerto de Singapur se encuentra a unos 20km al este de la ciudad y tiene muy buena conexión de transporte público para llegar al centro, aunque siempre será más cómodo tener un servicio de traslado contratado que os deje en la puerta del hotel. Si es la primera ciudad asiática que visitáis os evitaréis tener que estar lidiando con monedas, máquinas para los billetes, líneas de tren, horarios y estaciones, ya habrá tiempo para eso.

    Dependiendo de la ubicación del hotel y de al hora de llagada es probable que no tengáis mucho tiempo para visitar la ciudad en vuestro día de llegada, pero lo más recomendable es acercarse a la zona de Bugis Junction donde se encuentra el Mercado de Bugis Street, mercado cubierto lleno de tiendas de todo tipo y donde es posible perderse entre puestecillos y regateos.  

    DÍA 2: China Town, Marina Bay y Clarke Quay

    ¡Nuevo día en Singapur! Un buen punto de comienzo para conocer la ciudad es visitando el barrio de China Town donde se encuentra el impresionante templo de Buddha Tooth Relic Temple and Museum, un imprescindible si visitáis la ciudad. Ver el contraste de este antiguo templo junto con los modernos edificios de la ciudad es una imagen que impacta mucho a todo visitante. Este barrio también está lleno de tiendas de souvenirs, de alimentación y de medicina china tradicional, incluso es posible tomarse una bebida fresquita a un precio más bajo que en el resto de la ciudad.

     

    No muy lejos de allí se encuentra la Singapur City Gallery, el lugar perfecto para conocer la historia de la ciudad, así como los proyectos medioambientales que se están llevando a cabo. Además, justo al lado del a galería está el Maxwell Food Centre, el lugar perfecto para hacer una parada para llenar el estómago con comida variada y típica a un precio muy razonable. 

    Después de reponer fuerzas, continuando el recorrido hacia el sur, se encuentra la zona de Marina Bay, donde se llega cruzando la moderna zona financiera llena de edificios altos y futuristas. Marina Bay es, seguramente, el lugar más conocido y visitado de toda la ciudad, allí entontaréis el símbolo de Singapur: Merlion, una escultura de un león con cuerpo de pez que saca agua por la boca a modo de fuente. Justo al otro lado de la bahía está el hotel Marina Bay Sands, uno de los más lujosos del mundo y el único que tiene una infinity pool en el último piso, desde donde se puede ver toda la ciudad.

    El increíble parque de Garden by the Bay también se encuentra allí, justo detrás del hotel, un jardín botánico que espera que turistas y locales recorran sus caminos y exploren los miles de especies de plantas que habitan allí. Es un precioso lugar para pasear tanto de día como de noche ya que hacen un bonito espectáculo de luces y sonido justo cuando el sol se va.

    Un perfecto lugar para acabar el día es Clarke Quay, un lugar que se ha convertido en una de las zonas nocturnas más populares de la ciudad, junto al Río Singapur.

    * Grab. Aplicación parecida a Cabify o Uber para coger taxis de forma más fácil, segura y económica.

    DÍA 3: Singapur

    Continuando con el recorrido por Singapur, hoy es momento de disfrutar de los barrios de Little India y el Barrio Árabe.

    En Little India es recomendable perderse por sus coloridas calles llenas de tiendecitas y restaurantes. Allí también se encuentra el extravagante Templo de Sri Veeramakaliamman y la fotografiada casa china de 2 plantas de 1900 de Tan Teng Niah, entre otros lugares que esperan ser descubiertos.

    En el Barrio Árabe es imprescindible visitar la mezquita Masjid Sultan, conocida en toda la ciudad y visible gracias a su grandeza y su gran cúpula dorada. El Malay Heritage Centre es otro de los lugares imprescindibles en este bonito barrio.

    Después de pasar toda la mañana o incluso todo en día en esta zona de la ciudad, si aún queda tiempo, recomiendo visitar la isla de Sentosa situada al sur de la ciudad y lugar de ocio por excelencia para los locales. Esta isla se puede disfrutar durante un ratito o incluso durante el día entero gracias a sus parques de atracciones como el de Universal Studios, cines 3D, karts, a sus frondosos bosques o a los más de 3km de playas.

    Esta increíble ciudad espera a todo aquel que quiera empaparse de cultura, de diversidad y de contrastes, porque Singapur solo hay una.

    Publicar un comentario

    You don't have permission to register