Madox Viajes

Viajes exclusivos a medida por todos los Continentes.

    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando la taza.

    Parte superior
    Alt de imagen

    Madox Viajes

    Laura Kuala Lumpur

    ¿Qué ver en Kuala Lumpur en 3 días?

    Capital de Malasia, ciudad de contrastes donde las diferentes culturas y religiones conviven armónicamente para hacer de Kuala Lumpur una ciudad única y llena de rincones increíbles.

    Kuala Lumpur suele ser una de las ciudades de entrada al Sudeste asiático y es la ciudad perfecta para comenzar una ruta por Malasia, para hacer una escala de un par de días o primera ciudad en un viaje por diferentes países como Tailandia o Indonesia.

    Esta ciudad tiene cerca de dos millones de habitantes y 7 en su área metropolitana siendo así la mayor ciudad de Malasia y capital del país. Fue fundada en 1857 en el valle del Klang, entre dos ríos, de ahí que el nombre en malayo signifique “confluencia embarrada”. Está localizada en el estado de Selangor en una superficie de más de 240.000 km2 y durante todo el año tiene clima ecuatorial con abundantes precipitaciones y unas temperaturas que oscilan entre los 20 y los 35 grados. La ciudad comenzó a prosperar cuando los británicos tomaron el control y fueron llegando a ella diferentes grupos étnicos que hoy día siguen muy presentes.

    Aunque es una ciudad muy extensa y poblada, sus atractivos turísticos se concentran en varias zonas del centro de la ciudad, haciendo que sea muy fácil recorrerla a pie en 2, 3 o como mucho 4 días. En este post vamos a ver qué se puede visitar y hacer en esta maravillosa ciudad en pocos días.

     

    DÍA 1: Llegada a Kuala Lumpur

    La forma más fácil de llegar a la capital malaya es por vía aérea en un vuelo internacional, aunque, dependiendo del destino anterior del viaje, también se puede llegar en autobús o tren. El Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur se encuentra a unos 60km al sur de la ciudad y tiene muy buena conexión de transporte público para llegar al centro, aunque siempre será más cómodo tener un servicio de traslado contratado que os deje en la puerta del hotel. Si es la primera ciudad asiática que pisáis, os evitaréis tener que estar lidiando con monedas, máquinas para los billetes, líneas de tren, horarios y estaciones, ya habrá tiempo para eso.

    Dependiendo de la hora de llegada, es bastante probable que no quede mucho tiempo para recorrer la ciudad, así que, según donde esté situado el hotel, lo más recomendable para acabar el día es acercarse a las Torres Petronas, un icono de la ciudad, para ver el espectáculo de luz y sonido que se hace cada noche. El espectáculo se realiza a las 20.00, a las 21.00 y a las 22.00 horas.

     

    DÍA 2: Torres Petronas, Little India y China Town.  

    ¡Nuevo día Malasia! Antes de comenzar una ruta por la ciudad, es muy recomendable acercarse de nuevo a la Torres Petronas bien pronto por la mañana para subir al mirador. Es necesario comprar ticket con antelación. Estas torres, de 452 metros de alto, son el símbolo de la ciudad. Las torres están unidas por una pasarela situada a unos 170 metros de altura llamada Skybridge.  Si subís a ver las vistas de la ciudad desde las alturas, podréis disfrutar de la panorámica tanto desde la pasarela como desde la planta más alta de las torres. Todo un espectáculo.

    Justo detrás de las torres se encuentra el KLCC Park, un bonito parque en medio de la ciudad perfecto para dar un paseo antes de comenzar a descubrir la abarrotada Kuala Lumpur.

    No muy lejos de allí, a unos 20 minutos andando (recomendable coger taxi o Grab*) se encuentra otra de las torres más conocidas de la ciudad, la KL Tower, una torre de 421 metros de altura, un poco menos que las Torres Petronas, pero igual de imponente. También es posible subir arriba para ver las vistas de la ciudad desde otra perspectiva. Justo al lado de la torre se encuentra el KKL Forest Ecopark, un parque ubicado en la colina Bukit Nanas en el que, además de poder hacer trekkings, se puede recorrer su entramado de puentes colgantes, y disfrutar de la variada flora y fauna del lugar.

    Pequeña parada para comer. Entre la KL Tower y la siguiente zona a visitar hay tan solo 2km de distancia, así que lo más recomendable si queréis seguir disfrutando de la ciudad es hacer una pequeña parada para comer.

    Después de la parada técnica, continuando hacia el sur de la ciudad, recomiendo visitar la zona de Little India y China Town. Allí se puede visitar el mercado central, un edificio cubierto, lleno de tiendas de artesanía, souvenirs, bares y restaurantes, así como el Merdeka Square o Plaza de la Independencia, uno de los lugares más representativos de la ciudad y donde se encuentra el Palacio del Sultán Absul Samad, un espectacular edificio. Cerca de allí también está China Town y su mercado central lleno de objetos de imitación. En este barrio también encontraréis varios de los templos más importantes de la ciudad como el colorido Sri Maha Mariamman Temple.  

    Si diera tiempo, no muy lejos de allí, se encuentra la Mezquita Nacional de Malasia que, con una minareta de 76 metros de altura, puede llegar a albergar hasta 15.000 personas. La entrada es gratuita pero hay que entrar tapados (las chicas el pelo también).

    * Grab. Aplicación parecida a Cabify o Uber para coger taxis de forma más fácil, segura y económica.

     

    DÍA 3: Batu Caves y Bukit Bintang

    Continuando con el recorrido por Kuala Lumpur, para no bajar el ritmo, recomiendo de nuevo madrugar para visitar otro de los principales atractivos de la ciudad: las famosas Batu Caves, el santuario hindú más conocido de la India. Se encuentran a unos 15km de la capital malaya y son fácilmente accesibles en tren/metro. Lo curioso de este lugar es que el santuario está dentro de una serie de cuevas naturales en las que se descubrieron unos templos en 1878. Delante de la entrada hay una estatua dorada de 42 metros de altura y, para poder acceder dentro de las cuevas hay que subir, ni más ni menos que 272 escalones.

    Después de pasar la mañana o casi todo en día en este precioso lugar, si aún queda tiempo y, dependiendo de los gustos, recomiendo visitar o el barrio de Bukit Bintang, donde lo moderno y lo tradicional se funden para dar paso a centros comerciales, tiendas locales, colores y un ambiente de lo más agradable; o el extenso Parque Botánico de Perdana así como el Parque de Aves, que aloja alrededor de 3000 especies de aves. 

    Vibrante, caótica y multicultural, así es la capital de Malasia, y lo que hace que sea un destino tan atractivo para cualquier aventurero.

    ¿Te animas?

    Publicar un comentario

    You don't have permission to register