Madox Viajes

Viajes exclusivos a medida por todos los Continentes.

    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando la llave.

    Parte superior
    Alt de imagen

    Madox Viajes

    1. foto principal post viajes a medida y viajes de novios

    ¿Cómo elegir tu hotel en Maldivas?

    Maldivas es sin lugar a duda un paraíso donde todos quisiéramos perdernos alguna vez, pero donde nos podemos sentir algo perdidos a la hora de elegir entre los numerosos hoteles que se ofertan. Con estos breves consejos queremos daros a conocer algunos de los detalles que tendríamos que tener en cuenta para encontrar el mejor resort para vuestro viaje:

    ¿Qué presupuesto queremos destinar al viaje?

    Decirlo en voz alta a menudo es complicado puesto que no queremos ser juzgados, pero es un factor determinante a la hora de elegir.

    Existen opciones de alojamiento muy económicas en islas locales como Maafushi, Guraidhoo o Dhiffushi para viajeros que prioricen los encantos marinos de este destino frente al tipo de alojamiento. Estas islas ofrecen hoteles sencillos a precios mucho más asequibles a las que en muchas ocasiones se puede acceder mediante ferry local.

    Si por el contrario, la idea es aprovechar la fisonomía del país y la exclusividad de sus resorts enclavados en islas independientes, ¡lo vas a tener! El precio por noche de estos alojamientos puede variar entre los 250€ y los 1.200€, de ahí que para poder descartar y centrarnos en las posibilidades que realmente nos interesan es necesario tener una estimación del presupuesto del viaje.

    La temporada baja en el país va desde mayo hasta octubre, y es durante este periodo donde más ofertas y promociones podremos encontrar.

    Características de la isla

    En este punto entra en juego una pregunta: ¿qué tipo de actividades quiero hacer en Maldivas? Si buscáis una isla con un buen arrecife para hacer snorkel y buceo al que se pueda acceder con vuestros propios medios, Oblu Helengeli dispone de una de las mejores islas para ello. Amantes del snorkel de todo el mundo han elogiado su preservada barrera de coral y por sus canales de buceo, que se complementa con el impecable servicio que ofrece una vez fuera del agua.

    Disfrutar de una laguna infinita con aguas turquesa y arena blanca es otra de las ideas que ronda la cabeza de cualquier viajero al pensar en Maldivas. Casi todos los hoteles disfrutan de una zona de baño espectacular, y cuanto más alejada esté la barrera de coral más lugar para el nado tendréis.

    Y no es que el tamaño importe, pero cuando la estancia es larga mejor disponer de una isla que te de algo más de espacio para caminar y disfrutar de sus diferentes rincones. Especialmente nos tiene enamorados Atmosphere Kanifushi con sus 2 kilómetros de longitud de playa aunando los dos puntos que hemos visto anteriormente: zonas de lagunas prístinas con puntos de snorkel cercanos donde disfrutar del fondo marino.

    Otro de los puntos que toman más fuerza últimamente es la exclusividad de los servicios. Además de las cabañas sobre el agua, de las que comentaremos más adelante, disfrutar de una cena bajo el mar es uno de los privilegios que este destino ofrece. Son muy pocos y exclusivos los hoteles que disponen de ello, pero si vuestro resort lo ofrece, es una experiencia de las que dejan huella.

    Tipos de villas

    ¿Quién no se ha imaginado despertando en una villa con vistas infinitas hacia el mar mientras escucha las olas? Porque en Madox Viajes todos nosotros lo pensamos, incluso a diario, y Maldivas nos lo ofrece.

    El privilegio de disponer de villas sobre el agua se da en muy pocos lugares en el mundo, y es por ello que estas habitaciones son uno de los reclamos principales por los que los huéspedes quieren venir. Sentir el vaivén del mar bajo tus pies y bajar a bañarte desde tu propia terraza lo hacen único, aunque nada tienen que envidiar las villas que se encuentran en la playa. Estas habitaciones cuentan con la privacidad que ofrece la vegetación de la isla y permiten alcanzar la orilla del mar con tan solo caminar unos pasos.

    Para aquellos incondicionales de las piscinas, muchos hoteles también ofrecen piscinas privadas en las villas para hacer la estancia aún más acogedora y privada, con desayunos flotantes o atardeceres especiales desde las mismas.

    Medio de transporte

    Si el resort elegido está cercano a Malé (unos 50 minutos máximo por regla general), los traslados para llegar hasta él serán en lancha rápida, y personalmente me parece una de las mejores opciones porque conlleva menor tiempo de espera y permite ser utilizado durante todo el día con independencia de los horarios de vuelo. Por cercanía a No todas las islas están a una distancia asequible en lancha rápida desde Malé, por tanto dependemos de otros medios de transporte para llegar.

    Hoteles que cuentan con aeropuertos domésticos cercanos nos proveerán de un vuelo para acercarnos desde la capital y luego un corto traslado en lancha hasta el hotel. Al existir varios vuelos a lo largo del día, se enlazan las mejores conexiones con los vuelos de llegada y salida.

    Aunque sin duda alguna, la idea de llegar a nuestro resort va de la mano con la imagen de un sobrevuelo en hidroavión. Se trata de un pequeño aparato de 15 plazas que constituye una experiencia dentro del viaje en sí mismo, ya que permite disfrutar en el vuelo de vistas aéreas de los diferentes atolones y de las preciosas tonalidades turquesa del mar. El inconveniente de este traslado frente a los anteriores es que solo opera durante las horas de luz del día, lo que tendremos que tener en cuenta a la hora de enlazar con los vuelos internacionales.

    Régimen de todo incluido

    La mayoría de los hoteles que vamos a valorar están situados en islas privadas donde únicamente se encuentra el resort, lo que hace que vayamos a estar limitados a la hora de poder elegir un restaurante o empresa de actividades como podría pasar en cualquier otro destino del mundo. Por ello, el hecho de que el hotel nos ofrezca un régimen de todo incluido va a permitir viajar más despreocupado al menos con lo que a comida y bebida se refiere.

    Pensando en aquellos que no solo le dan importancia a que el todo incluido ofrezca comida y bebida, alojarse en un hotel como Varu by Atmosphere puede hacer que la experiencia termine de ser de 10. Este hotel ofrece excursiones, salidas de snorkel diarias, deportes acuáticos no motorizados, varios restaurantes a la carta e incluso servicios de spa incluidos en el precio, además de un cuidado servicio en un resort totalmente nuevo.

    You don't have permission to register