Madox Viajes

Viajes exclusivos a medida por todos los Continentes.

    Por favor, prueba que eres un humano seleccionando la bandera.

    Parte superior
    Alt de imagen

    Madox Viajes

    1 FOTO PORTADA POST scaled

    5 playas para combinar con tu safari

    Realizar un viaje de safari es sinónimo de aventura y emociones, lo cual significa también realizar buenos madrugones para ver a los animales en su momento más activo, y muchas horas de carretera.

    Es por ello que ningún viajero que disponga de tiempo y presupuesto suficiente, debe prescindir de una merecida extensión de playa en el continente africano para descansar y cargar las pilas antes de regresar a su lugar de origen.

    Aunque en buena parte dependerá de las conexiones desde donde se ha realizado la parte principal del viaje, estos son los destinos de playa más habituales:

     

    ZANZIBAR

    Conocida como “las islas de las especias”, la isla tanzana presume de playas paradisiacas, alucinantes fondos marinos, y un clima inmejorable durante todo el año al encontrarse muy próxima al ecuador.

    Además, la cercanía al continente, tanto para los safaris que se realizan en Tanzania como en Kenia, la convierten en la opción más elegida si no queréis perder demasiado tiempo en saltos aéreos.

    Durante vuestra estancia en la isla, podréis visitar la capital de la isla, Stone Town, cuyo centro histórico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, famosa por la artesanía  de las puertas de las casas, también podréis visitar el mercado, el Fuerte Viejo construido por los portugueses, o el antiguo Palacio del Sultán. A pocos minutos de paseo en barco, se encuentra la Isla Prisión, cárcel de esclavos y centro de cuarentena en el pasado.

     

     

    Otra de las excursiones más destacadas es sin duda el snorkel y el nado con delfines que se puede realizar en el arrecife que rodea la isla de Mnemba, la isla privada del exclusivo y lujoso hotel AndBeyond Mnemba Island.

    Si vuestro objetivo es un destino más virgen y remoto, la vecina isla de Pemba, perteneciente también al archipiélago de Zanzibar, puede ser ese destino salvaje y poco turístico que andas buscando.  Para llegar tendremos que hacer escala en el aeropuerto internaciones de Zanzibar para después coger un pequeño vuelo en avioneta.

    La infraestructura hotelera en la isla es muy limitada, pero sin duda, el hotel The Aiyana Resort and Spa y sus 30 villas privadas representan el lujo, la tranquilidad del entorno, y una cocina sublime.

     

    MAURICIO

    Esta pequeña isla tropical situada en medio del océano Índico es el destino perfecto para aquellos que queráis un destino de sol y playa mezclado con un sinfín de actividades y cosas para hacer que os sorprenderán.

    Conecta en vuelo directo desde el continente africano con los aeropuertos de Johannesburgo, Ciudad del Cabo, Durban y Nairobi.

    La hospitalidad mauriciana es uno de los valores más destacados por el cliente que elige este destino como extensión de playa a su safari. Esta hospitalidad queda patente en la cadena de hoteles Beachcomber, pionera en la isla y con una larga trayectoria, recoge el carácter local en sus hoteles, como por ejemplo en el hotel Trou aux Biches Beachcomber, el hotel más romántico de la isla.

     

     

    Su ubicación en la costa noroeste de Mauricio garantiza uno de los mejores climas y ofrece el escenario perfecto para disfrutar de impresionantes puestas de sol.

    Si hay una visita imprescindible en Mauricio, es la Isla de los Ciervos, (Île aux Cerfs) donde se encuentran las mejores playas de la isla. Sus bancos de arena crean piscinas naturales donde podréis bañaros, tomar el sol y hacer snorkel. En la isla también podéis encontrar bares y restaurantes para poder pasar el día completo.

    Dedicar un día para visitar las atracciones del sur de Mauricio será siempre un acierto. Allí encontraréis el cráter inundado Grand Bassin, el lugar más sagrado de la isla para los hindúes. Cada año, los fieles caminan hasta aquí desde sus casas, descalzos, en honor del dios Shiva.

     En el Valle de Chamarel os espera la cascada más fotografiada de Mauricio y el paisaje único de la Tierra de los Siete Colores: dunas naturales de arena de diferentes colores que se combina en formas surrealistas.

    Si queréis conocer más sobre la vida local de la isla, podréis visitar la capital de la isla, Port Louis. ¿Sabíais que en Mauricio no había población indígena antes de la llegada de los colonos? Un crisol de culturas, religiones y etnias conviven en esta pequeña isla. Podréis visitar el mercado para comprar especias o artesanía local, y el Museo de Historia Natural para ver un esqueleto del dodo, la extinta ave endémica.

    Si quieres sentirte como un auténtico colono en una plantación de azúcar, el hotel Sugar Beach de Sun Resorts os conquistará por sus habitaciones y suites vista mar en una de las mejores playas de la isla, la playa Flic-en-Flac. Su estilo elegante mantiene el testimonio de una época pasada con un servicio 5 * y una excelente gastronomía internacional y criolla.

     

    MOZAMBIQUE

    Un destino de postal con playas infinitas en las que bancos de arena blanca y el agua del Índico se mezclan para crear mil tonalidades de azul. Meca para buceadores y amantes del snorkel, ofrece numerosos arrecifes donde practicar este deporte. En el descomunal paso que constituye el Gran Canal de Mozambique, la vida pelágica encuentra las condiciones adecuadas para desarrollarse en abundancia, lo cual nos permite avistar los “cinco grandes” del medio acuático: ballenas jorobadas (en temporada), tiburones ballena, mantas raya, delfines y tortugas. Sin olvidar otros escualos como los tiburones leopardo guitarra o distintas especies de rayas e, incluso, dugongos.

    La posibilidad de vuelo directo desde Johannesburgo con Maputo, Vilankulos o Pemba, hace que esta opción de playa sea tradicionalmente más habitual para aquellos viajeros que han disfrutado previamente de un safari en Sudáfrica o Botswana, desde donde pueden conectar fácilmente con Johannesburgo como final de su itinerario.

     

     

    El archipiélago de Bazaruto es quizás lo más conocido a nivel de destino de playa, formado por 5 islas de ensueño entre las que se puede navegar en un tradicional dhow para descubrir tanto la vida marina como la vida terrestre que alberga el declarado Parque Nacional.

    Uno de los hoteles más reconocidos a nivel mundial de esta zona es el Anatara Bazaruto, que se encuentra en la isla privada de Bazaruto, la más grande del archipiélago. Cuenta con 44 villas privadas (algunas con piscina) ofrece buceo, vela, esnórquel, y pesca de altura de clase mundial.

    Pese a que no hablamos de un destino masificado, todavía podríamos perdernos en playas aún más vírgenes al más puro estilo Robinson Crusoe si viajamos hasta el archipiélago de las Quirimbas. Más de 30 islas coralinas que se extienden por 400km de costa a las que accederemos a través del aeropuerto internacional de Pemba (no confundir con la isla del archipiélago de Zanzíbar) que ofrece vuelos directos entre Johannesburgo y Dar es Salaam.

    El traslado hasta las islas donde se encuentran los hoteles deberá hacerse por aire, la mayoría de las veces en helicóptero.

    No todo son playas en Mozambique, la herencia arquitectónica de los colonos portugueses y los comerciantes árabes se encuentra en los coloridos asentamientos a lo largo de la costa, incluyendo Maputo, Pemba y la cautivadora isla do Ibo e isla de Mozambique.

     

    COSTA DE KENIA

    Si tu destino de safari elegido ha sido Kenia, no tienes por qué entretenerte en horas de vuelo, nuevos visados, tasas o requerimientos médicos nuevos para saltar a un tercer país teniendo algunas de las mejores playas de áfrica en el litoral keniata.

    Es posible alcanzar la costa por carretera desde Parque Nacional Tsavo East hasta Malindi o tomar un tren desde la estación de Emali, próxima al Parque Nacional de Amboseli hasta la localidad de Mombasa, la segunda ciudad más grande de Kenia y principal localidad del litoral.

     

     

    A 30km al sur de Mombasa, encontramos la playa más famosa de Kenia: Diani Beach. Una franja de arena blanca y palmeras que se ha convertido en uno de los principales destinos de playa por lo que hay una extensa oferta de hoteles y negocios locales que ofrecen salidas de buceo, surf, kayak y pesca de altura.

    Los alojamientos que aquí encontraremos, de tipo boutique o pequeños resorts, han buscado en su mayoría ofrecer un ambiente y decoración arabesca, propia de los “Swahilis” que es como se llamaba a los primeros comerciantes africanos que trataban con los persas e indios que recorrían las rutas del litoral indico.

    Buen ejemplo de ello es Alfajiri Villas, tres únicas villas (acantilado, jardín y playa) ideales para familias con una ocupación de hasta 8 personas, disponen de quizás el servicio más exclusivo y cuidado de todos los alojamientos de la zona. El mayordomo y el equipo de hotel están disponibles 24/7 para que los huéspedes disfruten de la experiencia lo más privada y personalizada posible.

    Para quienes viajan en pareja, pueden encontrar estancia ideal en los alojamientos Waterlovers beach resort o en Sands at Nomad.

    Si queréis disfrutar de un destino repleto de historia, la ciudad de Lamu al norte en la costa de Kenia, y en el archipiélago de islas del mismo nombre, es el más antiguo y el mejor conservado asentamiento Swahili del África Oriental declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La vieja ciudad mantiene y conserva sus funciones tradicionales y está construida con roca de coral y madera de mangle.

    Si quieres visitar la vibrante Lamu, pero buscas un alojamiento que te de tranquilidad y descanso, el alojamiento Manda Bay en la vecina isla de Manda puede ofrecerte lo que buscas. Cuenta con tan solo 16 bugalows con acceso directo a la playa. El hotel ofrece una experiencia intima bajo el lema ‘no shoes, no news’ en un entorno al que solo se puede acceder siendo huésped de este hotel.

    El hotel boutique The Majlis Resort cuenta con las mejores vistas a la bahía de Lamu y ofrece un lujo informal con una decoración elegante que mezcla el gusto italiano con el estilo swahili.

     

     

    SEYCHELLES

     Con posibilidad de vuelo directo desde Johannesburgo, Nairobi y Addis Abeba, Seychelles ofrece hotelería de primer nivel además de playas espectaculares, incluida una de las 10 mejores playas del mundo: Gran Anse.

    El punto de entrada será la isla de Mahé donde se encuentra la capital, Victoria. La isla de Mahé es la más poblada del archipiélago, pero no por ello deja de ofrecer paisajes y playas exuberantes. Además, puede servirnos como punto de partida para combinar la estancia junto con otras de las islas, o como punto de base desde donde hacer excursiones de día completo al resto de islas.

    En la isla de Mahé encontramos el hotel Constance Ephelia , ubicado en una pequeña península rodeado de vegetación totalmente salvaje, cuenta con playa en sus dos vertientes con vistas y ambientes destinos. Dentro del hotel puedes practicar tirolinas, piragüismo o escalada.

    Praslin, la segunda isla en extensión, a la que podemos llegar o bien en ferry (una hora) o en vuelo doméstico (15 min y unas vistas excelentes) es una excelente opción como base para nuestra estancia en Seychelles.

     

     

    El hotel Constance Lemuria cuenta con un santuario de tortugas marinas. Desde el hotel se puede acceder a la playa de Anse Georgette, una de las playas más bonitas del mundo y cuenta con un campo de golf privado.

    Además de las fantásticas playas de Praslin, la isla cuenta con otras visitas imprescindibles como el Vallée de Mai, un espectacular parque natural en el que podréis ver enormes palmeras y descubrir el Coco de Mer, una especie de coco endémica de Seychelles y única en el mundo.

     

    No obstante, si una imagen se repite al pensar en Seychelles, es en realidad la playa de  Anse Source D’Argent, con sus bloques de granito que parecen esculturas redondeadas. Esta playa se encuentra en la isla de La Digue, de tan solo unos 10km cuadrados, apenas cuenta con coches y no dispone de aeropuerto. La mayoría de los visitantes llegan a ella en excursión de un día desde Mahé o Praslin.

    Además de estas islas principales, otras pequeñas islas acogen de manera exclusiva a grandes hoteles ofreciendo lujo y exclusividad a partes iguales como es el caso del hotel Six Senses Zil Pasyon, que es el único alojamiento de la pequeña isla Felicité, a un corto paseo en lancha desde Praslin o La Digue o en helicóptero desde Mahé.

    La sostenibilidad y el contacto directo con la naturaleza en un entorno de bosques tropicales y playas turquesas donde podrás nadar con tortugas marinas, son el mayor reclamo de este hotel junto con la garantía del buen servicio y del lujo propio de la cadena, que se respira en cada una de sus villas privadas, todas ellas con piscina.

    Publicar un comentario

    You don't have permission to register