Blog

Un día en una Reserva Privada en Kruger

Un día en una Reserva Privada en Kruger

Un día en una Reserva Privada en Kruger. El lugar ideal para hacer un safari y tener la posibilidad de avistar a los 5 grandes. Se trata de la reserva de animales más grande en Sudáfrica con una superficie de más de 20 mil kilómetros cuadrados.

Dentro del parque existen tanto zonas públicas como privadas. En las privadas, también denominadas Game Reserve, tendremos la posibilidad de vivir experiencias únicas, ya que a los guías les está permitido ir campo a través en búsqueda de mejores avistamientos. La parte pública del parque tiene algunas limitaciones en cuanto a estos avistamientos, ya que los vehículos no pueden salir del camino establecido.

Nuestro día en una Reserva Privada en Kruger

Mi compañera Esther y yo realizamos un viaje de prospección y familiarización con el destino, y tuvimos la oportunidad de vivir una experiencia de safari en el Parque Nacional de Kruger.

Nos alojamos en Nkorho Bush Lodge, en el corazón de la Reserva Privada de Sabi Sand, considerada la más prestigiosa. Aquí no existen las vallas y los animales se mueven con total libertad entre la reserva y el parque nacional, a través de los más de 50 kilómetros que comparten de frontera.

05:00 AM

El día en una Reserva Privada en Kruger comienza temprano, lo más importante para los avistamientos es aprovechar las horas en las que los animales están más activos.

A las 5 de la mañana tenemos una llamada programada a modo despertador en nuestra habitación.

05.30 AM

En la zona principal del lodge tienen preparado té y café, con algo de picar. El desayuno más completo lo haremos a nuestro regreso.

Un día en una Reserva Privada en Kruger.

06.00 AM

Salimos preparadas para nuestra primera experiencia de safari. Los coches ya están preparados, se trata de vehículos completamente abiertos para facilitar los avistamientos. A estas horas de la mañana hace falta abrigarse, y los coches suelen estar equipados con mantas, botellas de agua, y otras cosas que se puedan necesitar

8.00 AM

Ya llevamos aproximadamente 2 horas de safari por la reserva, hemos visto el amanecer y ya hemos podido disfrutar de varios avistamientos.

Es habitual cruzarse con bastantes gacelas en el camino, sin duda el animal más numeroso. Sin embargo, no es difícil también cruzarte con alguna pareja de leones, sobre todo leones jóvenes.

Un día en una Reserva Privada en Kruger.
Un día en una Reserva Privada en Kruger.

Nos acercamos a ellos y podemos observarles desde bastante cerca. También tenemos ocasión de cruzarnos con una manada de búfalos que están en mitad del camino, así que debemos parar y esperar.

Un día en una Reserva Privada en Kruger.

Nos damos cuenta de que en general los animales parecen no vernos, y el guía nos explica que para los animales el coche en el que vamos es un animal más, otra especie que ellos toman como conocida, y no tienen problema en que rondemos alrededor suyo, siempre que no invadamos su espacio.

10.30 AM

Llegamos al lodge tras una interesante mañana de safari en la que ya hemos podido ver a dos de los 5 grandes, además de otros animales tipo cebras o jirafas, y algunas especies de aves que también habitan en el Kruger.

En el restaurante ya nos espera nuestro desayuno para reponer fuerzas, y a partir de aquí dispondremos de tiempo libre para descansar y relajarnos.

Si bien es cierto que en las reservas privadas no hay muchas más actividades que las propias de safari, en función del alojamiento en el que estés dispondrás de más o menos instalaciones, tipo Spa, gimnasio o incluso biblioteca.

En nuestro aprovechamos para disfrutar de las vistas y relajarnos en la zona de terraza de nuestra villa, y posteriormente en la zona de piscina.

Un día en una Reserva Privada en Kruger
Un día en una Reserva Privada en Kruger

13.30 PM

Llega la hora del almuerzo, y la comida ya está lista en la zona del restaurante. De nuevo, al igual que en el desayuno, disfrutamos de una experiencia única, ya que el restaurante tiene unas vistas privilegiadas.

Tras el relajado almuerzo aún puedes disfrutar de un rato libre antes del safari de la tarde. Algunas reservas ofrecen actividades complementarias a los safaris en coche, y ofrecen servicios tanto privados como en grupo para salidas en safaris a pie que son muy interesantes.

16.00 PM

Ya estamos listas de nuevo para nuestra salida de safari, y muy expectantes por la nueva experiencia que estamos a punto de vivir.

Nos montamos en el coche, y tras escasos 10 minutos de viaje, prácticamente recién abandonado el recinto del lodge, nos encontramos con una manada de elefantes bastante grande. El elefante africano es impresionante por su tamaño y no te deja indiferente

Un día en una Reserva Privada en Kruger.

En busca de los Leopardos

Tras el avistamiento de elefantes continuamos nuestro viaje, no mucho más tarde nuestro conductor-guía y el rastreador que viajan con nosotros nos indican que es posible que un leopardo ronde por la zona, y se ponen manos a la obra para encontrarlo. Cruzamos campo a través con el coche, y en alguna ocasión se bajan a pie para observar las huellas que van encontrando.

Después de un rato de búsqueda damos con él, no lo podíamos creer, ahí estaba. Ahora vamos tras él, muy despacio y pudiendo observar sus movimientos.

En un momento dado trepa sobre una pequeña montaña de arena y se queda tumbado, así que aprovechamos para parar el coche y tener la oportunidad de admirarlo bastante cerca.

Un día en una Reserva Privada en Kruger
Un día en una Reserva Privada en Kruger

18.00 PM

Hemos tenido grandes avistamientos en un solo día, pero no fue hasta el día siguiente cuando conseguimos cerrar el reto de ver los 5 grandes, el rinoceronte se hizo un poco más de rogar. Tuvimos la oportunidad de disfrutar de una mamá rinoceronte con su cría.

Es por esto por lo que siempre recomendamos estar al menos 2 o 3 noches en una reserva privada, ya que con varias salidas de safari y en un breve espacio de tiempo es posible avistar a los 5 grandes, además de gran variedad de otras especies.

19.00 PM

Vamos a disfrutar de uno de los atardeceres más bonitos que hayamos vivido antes, y es que los atardeceres en África son especiales.

Nos tienen preparado un “Sundowner”, que se trata de un picnic con bebidas y algo para picar mientras disfrutamos del atardecer.

Un día en una Reserva Privada en Kruger
Un día en una Reserva Privada en Kruger

19.30 PM

A estas horas el safari se torna diferente, ya que prácticamente es de noche y cruzar a través de los caminos escuchando los ruidos de los animales en ocasiones te pone los pelos de punta.

De camino al lodge, paramos para ver un leopardo que está durmiendo en la rama de un árbol. Ha cazado hace poco y aún tiene la carne fresca en una rama cerca de donde se encuentra. Abajo las hienas merodean.

Cuando es de noche, el rastreador lleva una luz y va enfocando si encontramos algún animal, solo a los felinos, ya que al resto de animales les molestaría y se asustarían.

20.30 PM

Hace un rato que hemos llegado al lodge y nos han recibido con una pequeña hoguera y una toalla fresca para refrescarnos. Ya estamos listas para ir a cenar y descansar.

La cena es muy agradable, ya que la única iluminación son velas en las mesas y podemos escuchar los sonidos de los animales que están relativamente cerca del recinto. Tras la cena nos acompañan a la villa, ya que no se recomienda caminar por el lodge en horas nocturnas sin la presencia del personal del hotel.

Sin duda, un día en una Reserva Privada en Kruger es una experiencia única.

Si quieres que preparemos un viaje a medida escríbenos sin compromiso y te daremos un presupuesto

Compartir en: